top of page

Así es vivir un partido de Liga MX Femenil: Pumas vence al San Luis 3 a 0

  • Con doblete de Stephanie Ribeiro y un gol de Gabriela Juárez, las Pumas girls se llevaron el encuentro de la jornada 6

  • La crónica completa del partido

Jair López y Brian de Jesús


El cielo se iba nublando de poco y las probabilidades de lluvia crecían con el paso de los minutos, aficionados de Pumas llegaban con sus camisetas –la mayoría de ellas Azul con el escudo en dorado- para apoyar al equipo local femenil quien se midió ante Atlético San Luis, todos los aficionados llegaron entusiasmados por ver a las universitarias llevarse el encuentro.


La afición se acomodó en la parte más altas de la gradas para poder alcanzar techo y protegerse de una posible lluvia, entre más se acercaba el pitazo inicial más grises se hacían las nubes, desde el principio ya se escuchaba el apoyo por parte de la gente en las gradas, los cantos y porras inundaban el ambiente, gritos de vendedores ambulantes “cervezas, refrescos” “tacos de canasta” “pizza” “palomitas”, todos los ambulantes gritaban para destacarse de entre los demás, lo que mas vendido sin duda fue la cerveza, dos latones de Tecate o XX por $130.

Antes del encuentro parecía que una fuerte lluvia llegaría.

Desde antes de iniciar, aficionados ya iban por la segunda o tercer chela y con ello aumentando el buen ambiente y el apoyo que ahora le dan a las chicas, es reconfortante ver que por lo menos los seguidores Puma alentaban al equipo femenil, aunque no era mucha gente para llenar el Olímpico, se podía sentir esa misma emoción, esa adrenalina que te da ir al estadio y poder echar el cotorreo mientras ves a tu equipo.


Comenzó el partido y pocos segundo pasaron para poder escuchar la porra de la Universidad Nacional Autónoma de México “¡¡Goooooya, Goooooya, Cachun, Cachun, Ra, Ra, Cachun, Cachun, Ra, Ra, Goooooya, UNIVERSIDAD!!”


Desde un inicio el partido se tornó a favor de las Pumas dominando la mayor parte de primer tiempo, con llegada claras que anularon el grito del tan ansiado “Gooool” pero aun no llegaba, entre risas, gritos y cuchicheos se podía oír que la novia de muchos era la portera universitaria, a la que lanzaban piropos cada que tenían oportunidad, aparte de bonita era excelente arquera, ya había salvado al equipo local un par de veces, la KissCam ya se podía observar en la pantalla gigante, la gente vuelta loca gritaba “beso beso beso” algunos enamorados enfocados accedían a besarse y algunos otros solo se ponían rojos y se ocultaban detrás de sus vasos de cerveza o se sus gorros de sus sudadera.


Antes de terminar el primer tiempo la afición pudo gritar “Goooool” de Stephanie Ribeiro, la encargada de adelantar a los locales; se iban al descanso con una afición contenta y llena de energía.


Comenzaba el segundo tiempo y gente aún seguía llegando al inmueble, haciendo que con ello la porra resonará más, la gente buscaba otro gol, no podían solo dar un grito, buscaban y exigían más a las jugadoras; y gritaban el tradicional “Pumas Gol, Pumas Gol”, de pronto llegó el “gooool” de Stephanie, quien anotaba el doblete y la afición se volvía más loca y frenética, del lado oeste de las gradas un niño era el encargado de dirigir la porra y los cánticos

Se notaba esa energía de infante que todos alguna vez llegamos a tener, cuatro minutos más al encuentro y las locales seguían presionando hasta que en el minuto 92 Gabriela Juárez, quien había entrado de cambio hacia el 3-0 dejando a una afición satisfecha por el resultado.


Acababa el partido y la gente bajaba en la parte más baja para poder felicitar a las Pumas por el gran resultado, una pequeña mancha amarilla se notaba abajo y eran aficionados del San Luis quien al igual que los locales agradecieron a sus jugadoras por el partido. Y así, se acababa todo la gente salía y se dispersaba por todas las partes del estacionamiento muchas iban por su carro, otras iban a la parada del camión para poder regresar a casa con ese sabor a victoria en la boca.


3 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page