top of page

Teólogo de primer nivel que vivió un Papado complicado; así fue la vida de Benedicto XV

  • El Papa alemán dejó varios documentos, que de acuerdo a expertos, ayudaron a un mejor entendimiento de la doctrina católica

  • Crisis política dentro de la Santa Sede, filtración de documentos, escándalos de abuso sexual y conflictos con otras religiones fueron los problemas a resolver por el Papa Emérito

Benedicto XVI, foto de Vatican News.
Foto: Vatican News

Redacción


Varios momentos marcaron la historia del Papa Emérito, Benedicto XVI, quien falleció a unas horas de concluir el 2022; sin duda su pontificado será de los más importantes en la historia moderna.


Joseph Ratzinger, el cual fue su nombre antes de ser Papa, nació en Marktl am Inn, Alemania, el 16 de abril en 1927, sus padres eran agricultores de la Baja Baviera.


Durante su juventud tuvo que vivir un suceso muy complicado para la historia de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial, donde tuvo que formar parte por obligación de los nazis en el servicio militar, donde trabajó en los servicios auxiliares antiaéreos.


Fue durante esa época donde decidió convertirse en sacerdote, luego de ver cómo los soldados alemanes golpeaban a su párroco antes de celebrar una misa.


Al término de la guerra, estudió Filosofía y Teología en Freising y en la universidad de Munich, en Baviera, entre 1946 a 1951.


Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1951, e inició su brillante carrera como profesor en la Escuela Superior de Freising.


Fue uno de los clérigos más preparados de la historia, ya que culminó diversos estudios en teología, filosofía y política, incluso, diversos expertos consideran que muchos de sus textos ayudaron a la Iglesia contemporánea para una mejor formación de sacerdotes.


MIEMBRO ACTIVO EN LA SANTA SEDE. Benedicto XVI fue nombrado Arzobispo de Munich en 1977 por el Papa Paulo VI y fue recordado en aquella ciudad alemana como “Colaborador de la verdad”.


Cabe recordar que Paulo VI ordenó Arzobispo también a Juan Pablo II.


El Papa Emérito participó en el cónclave que eligió a Juan Pablo I y Juan Pablo II; fue Karol Wojtyla quien lo nombrará perfecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Presidente de la Pontificia Comisión Bíblica y de la Comisión Teológica Internacional, el 25 de noviembre de 1981.


Junto a Juan Pablo II presentó el Catecismo de la Iglesia Católica, el cual rige y ordena las conductas de los católicos en el mundo.

Juan Pablo II y Benedicto XVI Foto: AP

Considerado un académico, trabajó en diversos documentos y encíclicas junto al Papa polaco.


Tras la muerte de Juan Pablo II en el año 2005 y quien fuese Benedicto XVI quien presidiera el funeral, fue elegido Papa en el Cónclave del 19 de abril del mismo año, convirtiéndose en el sucesor 265 de San Pedro.


UN PAPADO COMPLICADO. Aunque muchos expertos aseguran que fue partícipe de varias polémicas de manera involuntaria, Benedicto XVI es señalado por su ultraconservadurismo, corrupción y filtraciones.


Uno de los más sonados fue el de “Vatileaks”, cuando el mayordomo personal del Papa filtró a la prensa documentos secretos que revelaban disputas dentro de la Santa Sede. Así mismo los escandalos de abuso sexual a menores encubridos por diversos cardenales.


Aunque se la ha atribuido a Benedicto XVI haber impulsado el proceso para disciplinar o expulsar a los sacerdotes depredadores después de una actitud más laxa bajo Juan Pablo II, a pesar de la abrumadora evidencia de sus crímenes.

Muchos señalan que el papado de Benedicto XVI estuvo marcado en un periodo de trancisión muy duro para los católicos.

Ordenó una investigación sobre los abusos en Irlanda, lo que condujo a la dimisión de varios obispos. Disciplinó al difunto padre Marcial Maciel, fundador de la orden católica de los Legionarios de Cristo y uno de los depredadores más notorios de la Iglesia.


Aunque no está confirmado, se dice que toda esta problemática fue la que ocasionó la renuncia en 2013 del obispo de Roma y dejó un nuevo cónclave que eligió a Francisco como su sucesor.


Posterior a su renuncia, descansaba en el mismo Vaticano, donde guardó reposo y silencio, solo recibía visitas de algunos clérigos o del mismo Papa Francisco, pero su vida pública ya pasaba por desapercibida.


Hoy en la madrugada se dió a conocer que murió después de varias complicaciones de salud.

Francisco y Benedicto XVI. Foto: Vatican News

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page