top of page

Un vistazo al pasado, recintos históricos en el olvido

  • Lo que en su momento fueron lugares de suma importancia en la capital hoy se desvanece como el Cine Ópera o la Iglesia Anglicana de Norwich

  • El rescate de estos recintos aún queda en duda.

Juan Manuel Monjaras González

En las calles de la Ciudad De México se encuentran muchos recintos históricos los cuales son visitados con frecuencia, tanto por sus ciudadanos como por extranjeros, pero algunos son olvidados hasta por las personas que transitan diariamente sus cercanías, incluidos los negocios que operan en las mismas avenidas.


A través de un recorrido realizado por el Sistema Informativo CUPP (SICUPP) visitamos recintos que ocupan un lugar muy importante en la memoria histórica de la capital del país.


CINE ORFEÓN. “Las personas solo vienen a tomar fotos o admirar la estructura del cine, pero no saben su historia, solo saben que fue un lugar importante” dijo un oficial que transitaba esta calle.


Este cine fue inaugurado en 1938 y llegó a ser la quinta sala más grande de México con un aforo para 4,628 espectadores. Después de varios pleitos legales entre los dueños y el Gobierno de la Ciudad de México este cine que fue de los más importantes sigue ahí esperando que un día vuelva su esplendor.


Durante la caminata se le preguntó a un par de transeúntes si sabían cómo llegar al Cine orfeón, a lo cual un par si supieron responder pero muchas otras, no tenían idea de lo que se les estaba hablando.


“Lo siento amigo, no sé de qué lugar me estés hablando, una disculpa”

“No me suena ese lugar, pero pregúntale a un policía, tal vez él sepa responderte mejor”

“Me suena el nombre, pero siendo sincero no sé nada del lugar, solo vine de visita no transito mucho este sitio”


Fueron algunas de las declaraciones que se obtuvieron de la población.

CINE ÓPERA. Fue un recinto que encuentra en la Ribera de San Cosme, hoy en día está completamente olvidado por las autoridades de la Ciudad de México, pero alguna vez mostró grandes espectáculos y fue uno de los cines más importantes junto al Orfeón.


El Cine Ópera brilló en la Época de Oro en México, lo construyeron Félix Nuncio y Manuel Fontal y querían que el lugar representará el 'art decó', es por eso que los balcones lucen como si los aristócratas se hubieran sentado en esa sección.


Ahora, sólo quedan las viejas cortinas, unos cuantos sillones forrados de terciopelo rojo y las butacas del segundo piso. El Cine Ópera pasó de ser uno de los recintos más concurridos a una pieza olvidada por las autoridades de la Ciudad de México.

IGLESIA Y MUSEO ANGLICANA SANTA JULIANA DE NORWICH. “Casi no se viene a esta iglesia, no veo a mucha gente interesada, pasan por esta calle y no se dan el tiempo de apreciar la estructura, requiere una remodelación, claro, pero aun así es un bello lugar” dijo un valet parking de la calle.


Sin duda en estos lugares se respira historia, pero el tiempo siempre cobra factura y esta no es la excepción, las estructuras se ven viejas, tienen grafitis, sus calles se encuentran sucias y en mal estado, teniendo en cuenta estos factores hace que se vuelvan poco atractivos a la vista del público y puede ser el motivo de la falta de mantenimiento.


Recintos como el Cine Orfeón, Iglesia y Museo Anglicana Santa Juliana de Norwich, Cine Cosmos, Cine Ópera han ido degradándose y perdiendo el auge que alguna vez tuvieron, sin embargo hay excepciones, como el Cine Cosmos el cual ha sido recuperado por la jefa de gobierno de la CDMX Claudia Sheinbaum haciendo su reinauguración como “Faro Cosmos” sumándose así a la a la misión de consolidar la oferta educativa y cultural de calidad y de acceso libre para la ciudadanía.


Averiguamos que muchos de los transeúntes no saben la importancia y relevancia que estos centros han tenido en la historia de la ciudad. En base a unos momentos de observación se identificó que nadie se detiene para admirar o fotografiar estos lugares y los toman como si solo se tratara de una obra común y corriente.


Es sorprendente el darse cuenta de que las personas se encuentran desayunando enfrente de un lugar que alberga mucha historia y estos la desconocen por completo, si bien su atractivo visual se ha perdido con los años y actualmente se encuentran estructuras mejores, la historia no se compra ni se obtiene con facilidad.


RESCATE. El caso del Foro Cosmos es especial, ya que la administración de Claudia Sheinbaum lo convirtió en un recinto cultural, donde ahora se exponen películas, obras de teatro, cursos y talleres gratuitos para la ciudadanía.

Lo ideal sería hacer lo mismo con estos recintos para recuperar esa parte de la ciudad que se ha perdido y no dejar las cosas en promesa tal es el caso del Cine Ópera el cual se remonta al año de 1949 y no se ha rescatado, incluso cuando hubo una promesa de la CDMX de inversión pero todo quedó en una ilusión y el cine continúa en ruinas.


La ciudadanía debe recordar lo que significan estos centros históricos pues forman parte de la identidad de la ciudad, necesitan una remodelación, ponerse de nuevo en el ojo del público y no dejar que el tiempo los siga consumiendo.


34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page