top of page

Veneración y culto ante las ‘causas difíciles’ 

  • Iglesia de San Hipólito



Fátima Jordan


Los días 28 de cada mes, decenas de feligreses asisten al templo dedicado a San Judas Tadeo para solicitarle favores por tratarse del santo patrono de las “Causas Difíciles”.


En 1528 este recinto fue mandado a construir por órdenes de Hernán Cortés para honrar la imagen de San Hipólito debido a la caída de los españoles junto con sus aliados, los indígenas tlaxcaltecas, a manos del ejército mexica en el episodio conocido como la Noche Triste.


El arquitecto Jose Damian Ortiz de Castro fue el encargado de rediseñar el recinto con un estilo barroco en 1780 y finalmente la iglesia abrió sus puertas para sus feligreses en 1921.


Dentro del recinto se puede apreciar la capilla dedicada a los mártires mexicanos, en la que se puede encontrar a San Felipe de Jesús, el primer santo canonizado nativo de México y promártir.


En la fachada principal de la iglesia, de estilo clásico, se pueden apreciar las imágenes de San Hipólito y San Casiano al igual que el de la Virgen María.


El inmueble, que se ha convertido en un centro de peregrinación para los católicos, cuenta con dos torres construidas con un giro de 45 grados respecto al alineamiento del resto del recinto. 


El 28 de octubre, día de San Judas Tadeo, se cierran los acceso de las calles aledañas debido al número de visitantes y devotos que asisten a la iglesia a venerar al santo y solicitarle sus favores.


La iglesia de San Hipólito, que se ha convertido en un centro de peregrinación para los católicos, cuenta con dos torres construidas con un giro de 45 grados respecto al alineamiento del resto del recinto. FOTOS: Fátima Jordan 

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page