top of page

Una herida que sigue sin cerrar

  • El reclamo de justicia por la matanza del '68 persiste a 55 años de distancia



Tamara Salazar


Todos recordamos fechas históricas que han dejado huella en el mundo. Pero en especial, en nuestro país, cada 2 de octubre retumba en la conciencia colectiva un reclamo que desde hace ya 55 años se escucha por las principales calles y avenidas de la ciudad de México. ¡Justicia!


El 2 de octubre de 1968 se suscitó uno de los peores pasajes escritos con sangre en la historia contemporánea. La Plaza de las Tres Culturas fue el escenario de un enfrentamiento entre las fuerzas del orden, el ejército y en medio de todo ese caos, miles de estudiantes. El número de muertos hasta hoy es incierto. Las cifras oficiales señalaron 30 decesos, pero los testimonios de hogares enlutados afirman alrededor de 300.


Los sobrevivientes se mantienen firmes hasta el día de hoy. Después de medio siglo continúan exigiendo que se juzgue a los culpables de lo que ellos califican como un genocidio cometido por el Batallón Olimpia y el Ejercito Mexicano. Aunque el Presidente en turno Gustavo Díaz Ordaz asumió toda la responsabilidad de los acontecimientos, nunca fue juzgado ni procesado.


Hoy en día la verdad busca colarse a través de cada testimonio, de cada investigación periodística que no han quitado el dedo del renglón. Las víctimas nunca dejarán de serlo, pero como una extraña analogía de lo que pasó minutos antes de la masacre, esperan ver en el cielo algún día, no bengalas como antesala de muerte, sino luces de festejo que iluminen la verdad y la justicia de un pueblo extensamente lastimado.



El pasado 2 de octubre se conmemoró un año más de la matanza de estudiantes en Tlatelolco por lo que miembros de las sociedad civil y diversos colectivos se manifestaron en una marcha en demanda de justicia para las víctimas. Fotos Tamara Salazar.

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page